35.7 C
Managua
martes, abril 9, 2024

Enfermedad pélvica inflamatoria

Debe leer

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) es el nombre que utilizamos para referirnos a las infecciones del aparato genital interno: útero, trompas de Falopio, ovarios y las áreas abdominales que las alojan.

La EIP es una complicación frecuente y grave de ciertas enfermedades de transmisión sexual (ETS), especialmente de la infección por chlamydia y de la gonorrea.

Es importante porque, en primer lugar, es una infección en el espacio intraabdominal grave que provoca: fiebre, malestar, dolor abdominal e incluso abscesos abdominales que pueden requerir cirugía.

Además, la EIP puede provocar consecuencias graves que incluyen esterilidad, embarazo ectópico (embarazo implantado en una trompa de Falopio o en otro lugar fuera de la matriz) y dolor pélvico crónico.

La EIP se presenta cuando las bacterias pasan de la vagina o el cuello uterino (la abertura al útero) a otros órganos reproductores de la mujer, diversos tipos de organismos pueden causar la EIP, muchos de ellos asociados a la gonorrea y a la chlamydia, dos enfermedades bacterianas de transmisión sexual muy frecuentes, si bien los patógenos más relacionados con la EIP son Neisseria Gonorrhoeae y Chamydia Trachomatis, la infección que se produce en la EIP es polimicrobiana.

Si ya se ha sufrido EIP una vez, el riesgo de que ocurra otra vez aumenta, ya que los órganos reproductores pueden haber sufrido daños la primera vez que se presentó la infección, las mujeres sexualmente activas que están en edad de procrear son las que están expuestas a un mayor riesgo y las menores de 25 años tienen mayor probabilidad de contraer EIP que las mujeres mayores de esta edad.

Cuantas más parejas sexuales tenga una mujer, mayor es el riesgo de contraer EIP, asimismo, una mujer cuya pareja sexual tenga más de una pareja sexual enfrenta un mayor riesgo debido a que está potencialmente expuesta a más agentes infecciosos.

Las mujeres que usan duchas vaginales también tienen un riesgo más alto de contraer EIP, en las investigaciones se ha indicado que las duchas alteran de forma dañina la composición de la flora vaginal (microorganismos que viven en la vagina) y pueden empujar las bacterias desde la vagina hacia los órganos genitales internos superiores.

Las mujeres que utilizan dispositivos intrauterinos (DIU) pueden tener un riesgo levemente mayor de contraer EIP durante el tiempo cercano a la inserción del dispositivo.

Síntomas del EIP

La enfermedad inflamatoria pélvica puede que no presente síntomas o que estos no sean graves. En general, las mujeres que presentan síntomas de EIP sufren dolor en la parte inferior del vientre, otros signos incluyen fiebre, flujo vaginal que puede tener mal olor, relaciones sexuales dolorosas, dolor al orinal, menstruación irregular y dolor en la parte superior derecha del abdomen.

Las mujeres pueden protegerse contra la EIP tomando medidas para prevenir las enfermedades de transmisión sexual, los condones de látex en los hombres, cuando se usan de manera habitual y correcta, pueden reducir el riesgo de transmisión de la clamidia y la gonorrea.

La manera más segura de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual es abstenerse de tener relaciones sexuales o tener una relación duradera, mutuamente monógama, con una pareja a quien se le han hecho pruebas y se sabe que no está infectada.

Cualquier síntoma anormal en el área genital como por ejemplo una herida o úlcera anormal, flujo con olor, sensación de ardor al orinar o sangrado entre ciclos menstruales podría significar que la mujer tiene una infección por una ETS.

Las mujeres que saben que tienen una enfermedad de transmisión sexual y están recibiendo tratamiento deben comunicárselo a todas sus parejas sexuales recientes para que consulten con un médico y se hagan las pruebas para saber si tienen una ETS.

Artículo anterior
Artículo siguiente
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos artículos