23 C
Managua
jueves, diciembre 1, 2022

Etapas del embarazo: el parto.

Debe leer

Parto pretermino

Diabetes gestacional

Infección por VPH

Una vez el bebé cumpla con todo su proceso de desarrollo, esté sano y alcance todas sus semanas de formación, estará listo para llegar al mundo. A esta fase se le conoce como “parto” y es la etapa final del embarazo.  Muchas madres piensan que esto sucede de manera repentina pero es muy importante planificar o llevar un buen control sobre la fecha en la que se puede dar el nacimiento.

Del mismo modo, algo se nos olvida considerar, quizás por desconocimiento, es el hecho de que hay varios tipos de parto. Vamos a conocerlos un poco.

Tipos de parto comunes:

– Natural: Es un método no invasivo en el que se intenta llevar el proceso de la manera más natural posible. Para ello, el médico toma una figura expectante y no constituye una parte activa del parto, tampoco se usan medicamentos como anestésicos u oxitocina ni se llevan a cabo procedimientos clínicos como la episiotomía.

– Vaginal o normal: Es el tipo de parto a través del cual el bebé sale vía vaginal. Se difiere del anterior porque, si bien al inicio es espontáneo, puede requerir intervenciones como incisiones quirúrgicas o sustancias para estimular las contracciones.

– Instrumental: El inicio de este parto puede ser natural o inducido pero, en algún punto, presenta dificultades en la salida del bebé. Debido a ello, el ginecólogo necesitaría usar algún tipo de instrumento que lo ayude a hacer la extracción. El parto con Fórceps (pinzas obstétricas) entra dentro de esta categoría.

– Cesárea: Se trata de un tipo de parto que se realiza a través de una intervención quirúrgica en la que se genera una incisión a nivel del abdomen y el útero para poder extraer al bebé. La salida del niño/a se hace vía transabdominal y, luego de ella, también se lleva a cabo el retiro de la placenta.

Otros tipos de parto:

También hay otros tipos de parte no tan comunes pero que están ganando mucha popularidad actualmente:

– Bajo el agua: Este tipo de parto implica que la madre esté sumergida en una bañera o piscina y, específicamente en ese lugar, se dé el nacimiento. Para ello, la mujer debe entrar de manera que su vientre quede completamente cubierto. Se recomienda que la madre se introduzca al agua cuando ya tenga contracciones muy intensas.

– En cuclillas: Muy parecido al parto natural, este tipo no admite intervenciones clínicas ni médicas. Lo único diferente entre un procedimiento y otro es la posición. En este, la gestante se coloca en cuclillas y, gracias a la gravedad que genera la posición vertical, el nacimiento suele ser rápido.

Una vez entendido este punto, podemos pasar a otro tema de interés: saber cuándo es el día. Además de los cálculos hechos por el especialista, el cuerpo envía señales que te permitirán saber si el parto está cerca. Estas son:

– Contracciones: Estas son las más comunes y evidentes. El útero se contrae, el abdomen endurece y causa un leve dolor.

– Sensación de que el bebé ha descendido: Muchas madres que sienten como la cabeza del bebé va descendiendo hasta ubicarse en la pelvis.

– Secreción de líquido: Sentir que se expulsa o gotea algún tipo de líquido inusual por la vagina puede ser una señal de estar cerca de dar a luz.  

– Aumento en las secreciones vaginales: Debido al desprendimiento de la mucosidad, se pueden generar mayores secreciones rosadas, transparentes o con ciertas partículas de sangre.

– Dolor de espalda: Las contracciones y el desplazamiento del bebé hacia la pelvis pueden generar desde calambres hasta molestias agudas a nivel de la espalda.

¿Cuándo se recomienda una cesárea?

Cuando se decide realizar parto por cesárea, usualmente se debe a las siguientes razones:

– Condición general del bebé: Hay algunas circunstancias, relacionadas con el bebé, que dificultan la labor de parto normal. Entre ellas están: mala posición, pérdida del bienestar fetal, problemas de desarrollo. Para esos casos, se recomienda la cesárea.

– Estado de la gestante: La condición de la madre también es muy importante. Siempre se recomienda la cesárea si hay cicatrices en el útero, algún tipo de infección genital o enfermedades graves.

– Dificultades en el trabajo de parto: Complicaciones como el desprendimiento de placenta, labor de parto detenida a pesar de estimulación o prolapso de cordón requieren intervención quirúrgica inmediata.

Hay mucho más que probablemente quieras saber sobre la etapa más hermosa y esperada del embarazo. Por eso, te invitamos a seguir leyendo nuestros posts y consultar a tu médico para aclarar cualquier duda que tengas. La preparación es muy importante para que tu experiencia de parto sea satisfactoria.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos artículos