27 C
Managua
miércoles, abril 10, 2024

¿Qué significa un hematoma en el embarazo?

Debe leer

Una de las principales preocupaciones, tanto en los embarazos espontáneos como en los asistidos médicamente, es la presencia de hematomas o coágulos cerca de la bolsa amniótica.

En términos prácticos podemos dividirlos en hematomas recientes y antiguos. Como su nombre lo indica los recientes son coágulos que aparecen a consecuencia de un sangrado que ocurre en las etapas iniciales del embarazo, la historia típica es una paciente previamente sana, que empieza a tener un sangrado, acude al obstetra, se le realiza un ultrasonido y se observa la presencia de un coágulo, la peligrosidad de este hallazgo está determinado por dos cosas: primero por la edad gestacional (los embarazos menores de 12 semanas son más propensos a perderse) y el tamaño del hematoma (los hematomas mayores del 50% en relación a la bolsa amniótica tienen peor pronóstico). El tratamiento se basa en reposo absoluto, valorar la apertura del cuello uterino y la utilización de medicamentos como progesterona, indometacina, en todo caso, su médico de cabecera le indicará cuál es el tratamiento más apropiado para su situación.

Los hematomas antiguos, en cambio, generalmente son hallazgos incidentales, es decir la paciente no tiene historia de sangrado ni de dolor y acude a una ecografía de control prenatal y se le refiere la presencia del hematoma. Generalmente son autolimitados y se deben a la rotura de algún vaso endometrial que por no ocasionar sangrado a través de la vagina pasó desapercibido. Estos hematomas antiguos pueden reabsorberse (es decir, desaparecer en los controles de ultrasonido posteriores) o iniciar un sangrado obscuro escaso de carácter benigno. Como en el caso anterior, el médico tratante realizará las valoraciones y le explicará cuál es la mejor medida para su embarazo en ese momento.

Bajo ninguna circunstancia un hematoma es igual a un legrado.

Bajo ninguna circunstancia un hematoma es igual a un legrado, los legrados se realizan bajo dos circunstancias únicamente: la presencia de un sangrado incontrolable que ponga en peligro la vida de la paciente (por ejemplo que se desmaye, que cambie más de 4 toallas sanitarias con abundante sangre en un par de horas, etc.) o ante la ausencia de latido cardíaco fetal. En embarazos tempranos puede realizarse manejo con medicamento para expulsar la bolsa (con el embrión ya fallecido), pero debe valorarse cada situación clínica y cada contexto en particular.

Esperamos que esta info sea de utilidad, y como lo hemos comentado en los post anteriores, tag a quien lo necesite y comparte esta información en tus historias para crear una comunidad de apoyo hacia las mujeres!

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos artículos