23 C
Managua
jueves, diciembre 1, 2022

Hábitos alimenticios

Debe leer

Parto pretermino

Diabetes gestacional

Infección por VPH

Las personas de cada país tienen comidas favoritas. Con frecuencia, hay distintos hábitos alimenticios que se originan sólo en una pequeña sección de un país en particular.

Las personas de un área particular favorecen los alimentos que son producidos en esa área, porque son accesibles y económicos.

Algunas religiones tienen leyes dietéticas que requieren ciertas prácticas alimenticias. Debido a que la mayoría prefiere alimentos a los que están acostumbrados durante su crecimiento, los hábitos alimenticios suelen basarse en la nacionalidad y la religión.

El estado económico y social de las personas también contribuye a los hábitos alimenticios. Por ejemplo, los pobres no pueden crecer con una preferencia hacia la costilla, mientras que los adinerados suelen estar acostumbrados a ella, les guste o no. Quienes pertenecen a cierta clase social podrán consumir los mismos alimentos que otros de la misma clase. Y los alimentos que escogen probablemente dependerán del trabajo que realicen. Por ejemplo, las personas que realizan un trabajo físico duro requerirán alimentos más altos en calorías que los que tienen trabajos sedentarios.

Cuando la gente emigra de un país a otro, o de un área a otra, su estatus económico puede cambiar. Conocerá nuevos alimentos y nuevas costumbres alimenticias. Aunque sus costumbres originales hubieran sido nutricionalmente adecuadas, su nuevo ambiente puede modificar sus hábitos alimenticios. Por ejemplo, si la leche era un alimento fijo (básico) en su dieta antes de mudarse y es inusualmente cara en su nuevo ambiente, tal vez se le reemplace con una bebida más barata y nutricionalmente inferior como el refresco, café o té. Los dulces, que quizás eran un lujo en su antiguo ambiente, pueden ser baratos y populares en su nuevo ambiente.

Como resultado, una familia puede aumentar su consumo de refresco o dulces y reducir la compra de alimentos más nutritivos. Alguien que no esté familiarizado con los valores nutricionales de los alimentos puede fácilmente cometer tales errores en la selección de alimentos.

Los patrones de comida de grupos nacionales y religiosos diferentes a los nuestros pueden parecer extraños. Sin embargo, es probable que la dieta sea nutricionalmente adecuada.

Cuando es necesario corregir los hábitos alimenticios de un cliente, resulta más fácil lograrlo sí se conocen y entienden las costumbres alimenticias del mismo. El profesional del cuidado de la salud puede obtener este conocimiento hablando con el cliente y aprendiendo sus antecedentes. Un dietista puede usar tal conocimiento para planear menús que consistan en alimentos atractivos para el cliente. Luego se pueden realizar los ajustes necesarios en la dieta de forma gradual y efectiva.

Artículo realizado por el Nutricionista:

Lic. David Mojica – Facebook

Artículo anteriorUltrasonido en el embarazo
Artículo siguiente¿Que es parto pretermino?
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos artículos