22.6 C
Managua
jueves, diciembre 1, 2022

Ansiedad antes del embarazo

Debe leer

Parto pretermino

Diabetes gestacional

Infección por VPH

La ansiedad es un estado natural en el ser humano que aparece en distintas etapas de la vida, las mujeres a diferencia de los hombres biológica y fisiológicamente llevan el proceso de embarazo, por tanto, la ansiedad aparece previo a este periodo.

La ansiedad previa al embarazo suele ser frecuente cuando es una decisión consensuada entre la pareja o se da un retraso debido a problemas de infertilidad dado que empiezan los procesos de estrés y tensión por lograr ese embarazo, en estos casos los agentes estresores corresponden a los esfuerzo hechos y el tiempo que implica alcanzar el embarazo.

El estrés es uno de los estados emocionales que mayor causa ansiedad e incide negativamente en los procesos naturales de concepción y tratamientos de reproducción asistida. Este estrés se debe a las expectativas que se tienen y las emociones que se derivan, entre ellas la culpa y la frustración.

La culpa aparece por cualquiera de los lados al culpabilizar o sentirnos así al no lograr la meta de concebir, buscando argumentos para excusarnos de tal retraso o “fallo”, la frustración en su lugar se da cuando ponemos altas expectativas en los tiempos y resultados en que queremos lograr el embarazo, pues hacemos participe la emoción del enojo, la ira y la desilusión por no tener el resultado positivo tan anhelado.

Esta situación de ansiedad y todas las emociones que la acompañan se vuelven una espiral psicológica negativa que incide directamente en los procesos fisiológicos de la ovulación y por ende la ovulación.

Debemos considerar, que como hemos mencionado anteriormente la ansiedad es un estado normal en el ser humano y por supuesto es normal que aparezca previo al embarazo, sin embargo, debemos conocer señales de alarma que nos indiquen cuando estamos excediendo ese límite entre lo normal y la necesidad de ayuda psicológica.

En primer lugar, idealizamos el proceso y aseguramos que lo vamos a lograr sin prever agentes o situaciones que puedan alargar el proceso, posteriormente automatizamos los pensamientos ya sea cercanos a una positividad toxica (que impide buscar ayuda adecuada y especializada) o negatividad absoluta, también se presentan cambios de humos y mayor explosión de las emociones, entre ellas principalmente tristeza, ira y la frustración.

Por otro lado, se muestran fijaciones (incluso obsesivas) respecto a lograr el embarazo descuidando por mucho las distintas áreas de vida –amorosa, laboral, social y familiar- pues todos nuestros comportamientos y pensamientos giran en torno a este tema, y por supuesto las desregulaciones en los procesos fisiológicos de sueño y alimentación, ya sea por aumento o disminución en estos.

Por ello es muy importante reconocer estas señales y buscar ayuda especializada al necesitarla, pues la gestión adecuada favorecerá estados de relajación, tranquilidad y estabilidad mental-emocional que inciden favorablemente en lograr un embarazo

Para ver más artículos de psicología clic aquí

Artículo anteriorDispareunia
Artículo siguienteCáncer de endometrio
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos artículos