23 C
Managua
jueves, diciembre 1, 2022

Emociones en los niños: ¿cómo puedo ayudar a manejarlas?

Debe leer

Parto pretermino

Diabetes gestacional

Infección por VPH

Alegría, tristeza, ira, miedo y asco son los nombres de las 5 grandes emociones que manejan nuestras vidas, y si, puedes preguntarte ¿Qué tanto se de estas emociones?, tranquilízate el objetivo de este pequeño artículo es aprender sobre esta importante área en los niños, porque ellos también experimentan estas emociones y a diferencia de nosotros los adultos se les dificulta reconocerlas y gestionarlas.

Las emociones son reacciones de nuestro organismo ante estímulos y circunstancias, externas o internas, estas se pueden clasificar a groso modo como “buenas-positivas” y “malas-negativas”, todas ellas necesarias de experimentar y no de evitar, aprendiendo a manejarlas correctamente. Las emociones son parte fundamental del desarrollo humano, en los niños juegan un papel de impulso y adquisición de habilidades en su entorno, sin embargo, en muchas ocasiones tendemos a minimizar las mismas asumiendo que el menor es incapaz de reconocerlas. 

Cada emoción es importante y juega un papel importante, por ejemplo el miedo permite que el niño actué para defenderse y estar alerta ante situaciones que pueden implicar peligros, el asco ayuda a elegir, a aprender a decir No. Ayuda al niño a formar una personalidad: ‘quiero esto porque esto otro no me gusta’. Si no existiera el asco (no entendido sólo como asco a un alimento, sino con rechazo a determinadas cosas o aspectos de la vida), nuestro hijo sería tan sumamente conformista que no podría tener una personalidad fuerte ni tomar decisiones importantes en la vida.

Si bien es importante enseñarles a reconocerlas, la intención principal es lograr que las gestionen adecuadamente, esto evitara frustraciones, dificultades de expresión, aislamiento y socialización así como conductas desfavorables en los mismos. Ahora bien ¿Cómo les puedo ayudar? La respuesta es simplista pues se basa en usar nuestras experiencias diarias para el reconocimiento y gestión de las emociones.

Puedes usar tarjetas, videos o cuentos infantiles para iniciar a reconocer las emociones, jugar a hacer gestos e imitarlos e incluso empezar a nombrar las emociones para que el niño o niña comprenda la misma a través de preguntas “cómo se siente ella” “como está el niño de la foto”. Otra estrategia o más bien necesidad es desarrollar y permitir la escucha activa, creando un espacio cálido para el dialogo logrando brindar al pequeño un momento de seguridad y confianza donde pueda expresarse procurando desarrollar esa empatía hacia ellos (de paso promovemos la misma de parte de ellos hacia otras personas) evitando minimizar o ridiculizar lo que ellos sienten o nos expresen.

Estas acciones permitirán un mayor aprovechamiento y conocimiento de las emociones facilitando así la expresión de las mismas y aportando al desarrollo emocional estable y sano. Recuerda siempre permitir la expresión de la emoción, pues la manera más eficaz de aprenderla es experimentarla por uno mismo.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos artículos