27.7 C
Managua
lunes, febrero 6, 2023

Emociones negativas ¿Cómo puedo manejarlas?

Debe leer

VIH y embarazo

La depresión posparto

Parto pretermino

Diabetes gestacional

A diario percibimos y experimentamos “momentos grises”, esos momentos en que no podemos ni con nosotros mismos, sentimos muchas emociones que a través de nuestro cuerpo nos damos cuenta, nuestro rostro se torna rojo y caliente, nuestras manos sudan, nuestro corazón late más fuerte, y así nuestro cuerpo nos dice que emoción estamos sobrellevando en ese momento.

Como personas somos entes emocionales y al contrario de muchas creencias no solo experimentamos emociones positivas, también existen emociones negativas. Pero te preguntas ¿Qué es una emoción negativa?

Una emoción es esa reacción muy intensa producida por un hecho, una idea, un recuerdo, etc. Esto es, algo que percibimos y notamos muy dentro de nosotros. Una emoción negativa es aquella que nos produce una sensación poco agradable o un sentimiento negativo, pero que contribuye a nuestra supervivencia y seguridad.

Las consideradas emociones negativas básicas son la tristeza, el asco, el miedo y la ira. Por otro lado, las consideradas emociones negativas secundarias son muchas más, por ejemplo: soledad, desesperación, culpabilidad, indiferencia, apatía… etc.

Como todas las emociones, el manejo inadecuado de las mismas no favorecen a nuestra salud mental y estado anímico, las reacciones erráticas hacia las emociones negativas pueden provocar conductas y pensamientos inadecuados que se vuelven en todo un circulo negativo hasta desencadenar severos disturbios emocionales y comportamentales. Te planteo algunas sugerencias para un manejo adecuado de las emociones negativas.

En primer lugar debes aprender a identificar la emoción:

Para aprender a notar e identificar tus emociones es necesaria la práctica. Además de concentrarte en tus emociones, presta atención a tu cuerpo. Tal vez, con algunas emociones, tengas sensaciones en el cuerpo; quizás sientas calor en el rostro o los músculos tensos.

  1. Sé consciente de cómo te sientes. Cuando tengas una emoción negativa, como el enfado, intenta ponerle un nombre a lo que sientes.
  2. No niegues lo que sientes. No reprimas lo que sientes.
  3. Trata de descubrir por qué te sientes de esa manera. Piensa qué ocurrió para que te sientas de esta manera.
  4. No busques un culpable. Ser capaz de reconocer y explicar tus emociones no es lo mismo que culpar a alguien o algo por la manera en la que te sientes.
  5. Acepta todas tus emociones como naturales y comprensibles. No te juzgues por las emociones que sientes. Es normal que las sientas.

Como segundo paso debes llevar a cabo acciones: Tomar medidas

  1. Piensa cuál es la mejor manera de expresar tu emoción. ¿Es el momento de confrontar amablemente a otra persona? ¿Necesitas hablar sobre tus sentimientos con un amigo? ¿O es mejor que salgas a correr para descargar lo que sientes?
  2. Aprende a cambiar tu estado de ánimo. 
  3. Favorece las emociones positivas. 
  4. Busca apoyo. Habla sobre cómo te sientes con tus padres, con un adulto en quien confíes o con un amigo. Ellos pueden ayudarte a analizar tus emociones y darte un punto de vista diferente de las cosas.
  5. Ejercicio físico. La actividad física ayuda al cerebro a producir sustancias químicas naturales que favorecen el estado de ánimo positivo.

Un tercer paso implica estar consciente que hay emociones que se desbordan de nuestro control y lo adecuado es buscar ayuda para las mismas, la asistencia de un profesional de la salud mental favorecerá tu entrenamiento y adquisición de herramientas que facilitarán la gestión correcta de estas emociones

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos artículos

VIH y embarazo

La depresión posparto

Parto pretermino

Diabetes gestacional

Infección por VPH