27.7 C
Managua
lunes, febrero 6, 2023

Rabietas ¿qué tanto conozco?

Debe leer

VIH y embarazo

La depresión posparto

Parto pretermino

Diabetes gestacional

A todos nos ha pasado que nos encontramos con un menor que va por la calle y de repente empieza a llorar, gritar e incluso tirar objetos, suele suceder en casa, en la escuela y en todos los lugares que se te ocurran y puedas mencionar, te preguntaras ¿a qué se deben esas conductas?

En primer lugar debes tener en cuenta que el nombre que reciben son rabietas, estas suelen ocurrir precisamente cuando el menor desea que obtener o que le entreguemos cualquier objeto o comestible inclusive pero nos negamos a ceder – en el momento – a su capricho. Las rabietas, normalmente se originan por la falta de gestión emocional por parte de los niños y por supuesto los padres.

Un ejemplo claro es cuando el menor desea un dulce en el supermercado y tú le dices que ahora mismo no puedes dárselo que debe esperar a que salgan del local, el menor al verse apresurado y con ganas del dulce buscara una estrategia para obtenerlo y por supuesto pedirlo no le funciono en el momento, por lo cual recurre al llanto, estoy seguro que al inicio para ti es normal ´pero cuando el llanto aumenta “la pena o vergüenza social” hacen su trabajo y para evitar que siga llorando le entregas el dulce. ¡¡Listo, acabas de reforzar que cada vez que quiera algo su mejor opción será llorar para obtenerlo!! Y ten en cuenta que esto puede ocurrir en cualquier espacio.

Entonces ¿Podemos enseñarles a controlar las rabietas?

Por supuesto, el enseñarles se convierte en un proceso de aprendizaje para ambos, ten en cuenta que una rabieta también es el resultado del grado de comunicación que tienes con tu pequeño o pequeña, así que también eres parte del problema.

  1. Bríndale la oportunidad de expresarse y decirle cómo se siente (ayúdale a identificar sus emociones y valida lo que sientes)
  2. Siempre se empático y hazle ver que lo comprendes en todo momento
  3. Explícale las razones por las cuales no puedes acceder
  4. Nunca discutas con él o ella cuando este molesto (quien habla es el enfado no tu razonamiento)
  5. Mantente firme en tu posición, recuerda que si dices que no debes cumplir (el adulto eres tú)
  6. Cuando el menor este calmado puedes hablar con él y explicarle el motivo de tu decisión y sobre todo como hacer las cosas de manera correcta
  7. Tus comportamientos deben ser constantes, si estableces normas y limites debes cumplirlas en todos los contextos

Debes tener muy en cuenta, como hemos mencionado anteriormente, que la comunicación es clave y fundamental en la crianza de tus hijos.

El establecimiento de normas y límites con participación de todos los miembros de la familia y por supuesto de los niños aportara de manera positiva y significativa en la disminución de las rabietas

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos artículos

VIH y embarazo

La depresión posparto

Parto pretermino

Diabetes gestacional

Infección por VPH